Texto "Donar" escrito en letras blancas sobre un círculo azul.

Equidad, el camino a la cero discriminación.

Lelio de frente en el estudio de radio con dos personas a su lados Todos sentados alrededor de la mesa, hay micrófonos, papeles, cables teléfonos.

El 1 de marzo de cada año se conmemora a nivel mundial el Día de la Cero Discriminación. Esta fecha tiene el propósito de promover el fin de todas las formas de discriminación y celebrar el derecho de toda persona a llevar una vida plena, productiva y con dignidad.

En el año 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el Día de la Cero Discriminación tras la puesta en marcha, por parte del Programa Conjunto sobre el VIH/SIDA, de la campaña en favor de la Discriminación Cero, en el marco del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA.
En el 2022, la conmemoración de esta importante fecha se da bajo el lema “Eliminemos las leyes que perjudican, creemos leyes que empoderan”, y desde Fundación Comparlante nos sumamos trabajando este y todos los días por eliminar todas las formas de discriminación, promoviendo el derecho que tienen todas las personas a vivir dignamente.

Entendemos que uno de los sectores de la sociedad más perjudicado por motivos de discriminación son las personas con discapacidad. En tal sentido, la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) remarca en el Artículo 5, denominado “Igualdad y no discriminación”, incisos 2, 3 y 4: el reconocimiento a la igualdad de derechos.

A lo largo de mi vida, reconociéndome como persona con ceguera, la manifestación de la “cero discriminación” pude vivenciarla al poder gozar plenamente de derechos fundamentales como lo son el derecho a la educación. El haber realizado todos los niveles hasta llegar a la educación Universitaria, vale reconocer, se dio por contar con los apoyos necesarios para estar en igualdad de condiciones con el resto de las personas, eso es para mí, la cero discriminación.

Otro derecho al que puedo acceder es a un trabajo digno. Esto significa mucho más que estar inserto en el mercado laboral, es desempeñarme en igualdad de oportunidades con mis compañeros y, a su vez, me brinda la posibilidad de seguir creciendo en mi faceta personal y profesional.

En Argentina, así como en la legislación de otros países de la región, la Ley 22.431 establece un cupo laboral mínimo del 4% para personas con discapacidad del total de empleados del Estado Nacional. El establecer este “piso” porcentual de empleados representa una “discriminación positiva”. La discriminación positiva, también llamada acción positiva o acción afirmativa, se refiere a un conjunto de políticas y prácticas dentro de un gobierno u organización que buscan aumentar la representación de determinados grupos, en este caso, las personas con alguna forma de discapacidad.

Fundación Comparlante trabaja para promover los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad. Para nosotros, la discriminación positiva, es una etapa de visibilización, pero solo lograremos conseguir una sociedad con cero discriminación, cuando logremos la equidad.

Comparte esta noticia en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.